elegir el mejor calzado deportivo imagen cabecera

¿Cómo elegir el mejor calzado deportivo?

Como ya explicamos en nuestro post sobre el ejercicio físico para prevenir la osteoporosis, los ejercicios de fuerza o aquellos que supongan impactos controlados sobre las articulaciones, como saltar, aeróbic o correr, tienen un efecto muy beneficioso para la prevención de la osteoporosis. En este post queremos dar las pautas principales para elegir el mejor calzado deportivo.

Sin embargo, el miedo a una lesión y  el desconocimiento  del beneficio real nos hacen ser reticentes a la actividad física en muchas ocasiones. Por ello, es importante que nos pongamos en manos de profesionales y que nos dejemos asesorar.

En esta semana, nos vamos a centrar en el running que es uno de las mejores actividades físicas que podemos practicar para mejorar nuestra salud ósea.

El calzado deportivo es muy importante cuando practicamos deporte y quizás mucho más cuando practicamos running.

elegir-el-mejor-calzado-deportivo-imagen-1

¿Cómo elegir el mejor calzado deportivo?

Hay muchos factores que influyen a la hora de elegir el calzado deportivo. La decisión variará en función del deporte que quieres practicar, el tiempo de entrenamiento, el lugar (gimnasio, campo, ciudad..) o el sexo del deportista entre otros factores.

En definitiva, hay numerosas variables que deberíamos tener en cuenta pero por desgracia, en muchas ocasiones la elección de este calzado se ciñe a algo tan básico como “son baratas” o “son bonitas”.

Pasos para elegir el mejor calzado deportivo

Paso 1 para elegir el mejor calzado deportivo: Descubrir el tipo de pie

Probablemente nunca te has parado a pensar que existen diferentes tipos de pie que condicionan sensiblemente la horma del zapato.

Deberás determinar si tienes un pie egipcio, griego o cuadrado. En función de eso deberías elegir tu calzado, pero ante la duda, siempre elige un calzado que quede muy bien ajustado a la forma de tu pie y que, por tanto, no comprima el antepie (la zona de los dedos).

Por ponerte un ejemplo, un calzado estrecho en la punta puede derivar en deformaciones (dedo de martillo) o en dolores. Por otro lado, si el calzado queda ligeramente suelto, cuando corras se va a desplazar anteriormente y van a contribuir a la aparición de las tan indeseables “ampollas” y otros problemas vasculares.

elegir-el-mejor-calzado-deportivo-imagen-2

Paso 2 para elegir el mejor calzado deportivo: Elegir el material de corte

Otro elemento fundamental en la zapatilla es el material de corte que es el material que recubre el pie. El género, el tipo de práctica o la duración de la misma determinan cómo debe ser esta zona del calzado y son muy pocas las ocasiones en las que nos paramos a pensarlo.

Las chicas tienen un menor control medio-lateral (hacia los lados) de cadera y rodilla y por tanto, es necesario reforzar la zapatilla con mayor material de corte para evitar ciertas basculaciones.

En cualquier caso, durante la carrera normalmente vamos hacia delante con pocos cambios de dirección, por lo que podríamos prescindir de parte de este material al haber un menor riesgo, además, mientras menos material haya permitirá incluir más sistemas que garanticen la transpiración y permitan prácticas más duraderas. De todos modos, personas de cierto peso o aquellas con baja condición física en las que prefiera correr con un menor riesgo ya que la práctica no va a ser demasiado duradera, sería aconsejable reforzar la zapatilla antes de eliminar drásticamente el material de corte.

Paso 3 para elegir el mejor calzado deportivo: Elegir la amortiguación necesaria

Quizás otro de los elementos más importantes de la zapatilla es el material que se sitúa entre la suela y la media suela, normalmente es aquí donde se insertan los principales sistemas de amortiguación y va a ser una zona determinante en la prevención de las lesiones. Mientras mayor sea esta zona, que normalmente se diseña de un material denominado EVA (Etil-vinil-acetato), mayores niveles de amortiguación podrán obtenerse.

Sin embargo, si es demasiado grande, puede perjudicar la estabilidad, principalmente en chicas o personas altas.

Por tanto, la elección de esta zona del calzado debe basarse en las necesidades reales de amortiguación que tengamos.

elegir-el-mejor-calzado-deportivo-imagen-3

Paso 4 para elegir el mejor calzado deportivo:  Descubrir qué tipo de pisada tenemos

Otro aspecto a tener en cuenta en este punto es la forma en la que pisamos. Podemos ser pronadores, supinadores o neutros.

Cualquier alteración en la pisada puede condicionar la zapatilla y modificaciones en el calzado pueden contribuir a la prevención de patologías derivadas de estas alteraciones. Es posible colocar materiales de mayor densidad en determinadas zonas de la zapatilla para que se provoque un menor desgaste y ayuden a la corrección postural.

Paso 5 para elegir el mejor calzado deportivo: Elegir el tipo de suela

Por último, la suela está íntimamente relacionada con las condiciones climatológicas pero, sobre todo, por el terreno por el que corramos. No será lo mismo correr en el parque, que hacerlo en asfalto.

Mientras más irregular sea el terreno, mayor debe ser la profundidad del dibujo de mi suela y lo mismo ocurrirá con la suciedad o grava del terreno, mientras mayor sea, más profundo deberá ser el dibujo para poder adaptarse hasta el punto de poder requerir pequeños tacos si corres por terrenos naturales.

Para terminar, podemos concluir que elegir el mejor calzado deportivo no es una tarea fácil y no puede ser una decisión basada en el precio. Seguiremos dando más consejos para poder prevenir la osteoporosis.

¡Huesos Sanos, Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.