¿Cómo conseguir vitamina d en invierno?

¿Cómo conseguir vitamina d en invierno?

La vitamina D es un aporte fundamental en nuestro organismo para la fijación del calcio. Así como otros minerales, a los huesos. La principal forma de obtenerla es a través del sol. Sin embargo, en verano no hay problema salvo los provocados por el exceso de protector solar pero… ¿y en invierno?

Por un lado, está el problema del verano. Últimamente nos estamos protegiendo demasiado de las exposiciones solares causando un déficit de esta vitamina en nuestro cuerpo. Esto deriva en un aumento de las enfermedades relacionadas con la falta de esta vitamina, como es la osteoporosis.

De hecho hay ya estudios como el de la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) que realizó una monografía llamada Vitamina D: Una perspectiva actual. En ella, realizan un recorrido por las consecuencias del déficit de esta vitamina.

Factores claves del déficit de vitamina D

Las fuentes de vitamina D son dos: D2 y D3. La primera la podemos conseguir a través de alimentos como los pescados azules o algunos champiñones y hongos enriquecidos. Pero la segunda y más importante sólo la conseguimos a través de la exposición solar.

Este proceso es conocido como la fotobiogénesis. La capacidad de sintetizar la vitamina D en nuestra piel depende de muchos factores: éstos pueden ir desde la edad (las personas mayores tardan más), dónde se viva o la tonalidad de piel (más oscura, más exposición necesitas).

Otros factores que limitan la correcta exposición solar son: las condiciones geográficas y meteorológicas, polución atmosférica y la vestimenta.

Consecuencias de la falta de vitamina D en nuestro cuerpo

Las consecuencias de la falta de esta vitamina son en la mayoría de los casos, enfermedades relacionadas con los huesos. La importancia de la vitamina D radica en que a pesar de que el calcio es un componente clave, necesita de la vitamina D para fijarse a los huesos y hacer que una mayor cantidad de calcio llegue.

Aparte de la prevenir la osteoporosis, las personas con niveles bajos de vitamina D están expuestas a sufrir:

  • Infecciones respiratorias comunes como resfriados y gripes.
  • También son propensas al desarrollo de artritis reumatoide
  • Por otro lado, regula los niveles de colesterol en sangre.
  • Hay estudios que demuestran que los receptores de vitamina D se encuentran en ciertas áreas del cerebro. Por lo que se podría decir que esta vitamina está asociada con la segregación de serotonina, la hormona que regula nuestro estado de ánimo.

Soluciones al déficit de vitamina D

Para este invierno, las soluciones para conseguir los niveles necesarios de vitamina D son dos. Por un lado, hay que intentar aprovechar los días soleados para adquirirla. Paseos los fines de semana o practicar deporte al aire libre.

La ventaja de hacer deporte al aire libre es que llegará un momento en el que necesitaremos menos ropa al haber calentado y esto favorecerá la llegada de más cantidad de vitamina D al cuerpo.

Por otro lado, hay que intentar aprovecharse de los beneficios de una buena alimentación rica en vitamina D. En nuestro blog, en la sección de recetas osteosaludables podrás encontrar un sinfín de recetas. Además en nuestro manual de alimentos con vitamina D encontrarás todo lo relacionado con esta vitamina.

Dentro de los alimentos con vitamina D, recetas con pescados azules, como este hojaldre de salmón, arenques o sardinas, o esta brocheta de presa con champiñones. En este caso, busca champiñones frescos y enriquecidos con vitamina D para esta receta.

 

Otras recomendaciones serían tomar leche por las mañanas enriquecida con vitamina D, yemas de huevo y utilizar el aceite de hígado de pescado, el cual aporta con una cucharada toda la vitamina D diaria.

Y recuerda…

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.