salud ósea de la mujer

¿Cómo cuidar la salud ósea de la mujer?

Repite con nosotros… la salud de nuestros huesos es importante. Y lo es más, si se trata de la salud ósea de la mujer. Normalmente las personas están concienciadas en cuidar sus dientes o su piel, pero no los huesos. Es complicado hacer que alguna persona joven se preocupe en su salud ósea pero cuando llegue el momento, estará orgulloso/a de haberlo hecho.

En el caso de la mujer se complica aún más. Hay cifras que advierten que más del 50% de las mujeres mayores de 50 años sufre osteoporosis. Esto tiene su explicación. Por un lado, la menopausia multiplica las posibilidades de padecer esta enfermedad. La mujer deja de producir estrógeno y se deriva en la aceleración del metabolismo de la construcción y destrucción de huesos, haciendo que se pierda más masa ósea de lo normal.

Por otro lado, encontramos el envejecimiento. Aquí el riesgo se equipara más entre hombres y mujeres. Tanto es así que el 70% de las mujeres mayores de 70 años también sufrirá osteoporosis. Pero, ¿qué solución tiene esta situación? Una sola palabra: prevención.

¿ Cómo cuidar la salud ósea de la mujer ?

Mantener la salud de los huesos tiene solución. Superado el primer paso de concienciación, lo siguiente es ponernos manos a la obra.

1- Controlar el peso

Algunos estudios han relacionado el sobrepeso en personas con un mayor riesgo de sufrir osteoporosis. La clave está en ponernos en manos de expertos que nos indiquen las verdaderas razones de este problema. Una dieta controlada o ejercicios específicos para prevenir la osteoporosis serían algunas de las salidas a este problema.

Sin embargo, en este sentido cabría pensar más allá. Una dieta saludable repercutirá no sólo en una buena salud ósea sino que también tendrá un impacto a nivel cardiovascular o articular.

2- Mantente en movimiento

El ejercicio es otra de las claves. Como ya hemos dicho en el punto anterior la practica de algún deporte o rutina diaria afectará de forma positiva a la salud ósea de la mujer y del hombre. Hay actividades tan simples y tan rutinarias que no nos damos cuenta. Sube escaleras en vez de coger el ascensor, camina al ir a cualquier sitio o haz pesas durante 30 minutos al día.

3- Actividades para mejorar el equilibrio

En nuestro blog, en la sección de fitness o en nuestras redes sociales encontrarás mucha información sobre algunas actividades como el Yoga o el Tai-Chi que ayudan a mejorar el equilibrio y la coordinación. De esta forma, estaremos ayudando a reducir el riesgo de sufrir alguna caída en el futuro. Asimismo, es recomendable que expertos estudien cada caso y se tomen las mejores decisiones.

4- Importancia de elegir bien los alimentos

Respecto a la alimentación, hay que vigilar tres aspectos. Primero de ellos, es el calcio. En este manual vas a encontrar todo lo relativo a este mineral tan indispensable para nuestros huesos. El segundo acompañante en nuestra dieta debe ser la vitamina D. El problema radica en la dificultad de encontrar alimentos que la contengan. Para ello, lo buscaremos en nuestro gran aliado el sol.

Por último, hay estudios que hacen ver que conseguir el aporte diario de calcio no es suficiente. Esto es, el calcio es el mineral más importante de nuestros huesos pero para cuidar la salud ósea de la mujer a veces no es suficiente. De esta manera, el magnesio, fósforo o la aún desconocida vitamina K. Hay especialistas que apuntan a que la deficiencia de esta vitamina está relacionada con la pérdida de calcio en los huesos.

5- Prevenir las caídas

Por último, sabemos que no es un razón para cuidar la salud ósea de la mujer pero también es importante tener esto en cuenta. Para disminuir los riesgos de caída es conveniente que eliminemos peligros que puede haber en nuestro hogar o trabajo. También puede ayudar acudir a un especialista de la vista para un examen o la supervisión de medicamentos que puedan afectar a nuestro equilibrio.


Es importante tener hábitos saludables e inculcarlos desde pequeños. En este sentido, es muy importante cuidar la salud ósea de la mujer y del hombre para un desarrollo normal de nuestra vida social. Está en nuestras manos prevenir la osteoporosis: empieza por una alimentación sana, amplíalo a practicar ejercicio de manera regular y deja los malos hábitos como el alcohol o el tabaco.

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices!

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.