malos habitos

Deja los malos hábitos a un lado

Es normal que con el tiempo nuestro cuerpo no responda igual que antes. Sin embargo, nuestro estilo de vida de ahora influye directamente en nuestra salud futura. Por ello, es conveniente dejar los malos hábitos a un lado. Hábitos que sin apenas darnos cuenta, dañan nuestros huesos, convirtiéndolos en un futuro en propensos a sufrir caídas y fracturas.

La parte saludable y sana ya la sabemos. Esto es, una dieta rica de alimentos con calcio y vitamina D, ejercicios que se basen tanto en fortalecer los huesos en general como las zonas más propensas a sufrir osteoporosis. En este sentido hablamos de fortalecer, brazos, muñecas, rodillas y piernas.

¿Qué hace Muvone en este respecto?

Además de ofrecerte el primer wearable para prevenir la osteoporosis, te ofrece su sección de recetas osteosaludables para que combines todos los alimentos ricos en los nutrientes que necesitan tus huesos y lo compartas con tus seres queridos. Te da recomendaciones y consejos sobre los ejercicios. Y, por último, te “empuja” a dejar los malos hábitos a un lado. Para que te quede claro, qué malos hábitos debemos retirar de nuestra vida vamos a hacer una pequeña lista.

Malos hábitos

1- Tabaco, alcohol, café, fármacos (corticosteroides, antibióticos…)

En primer lugar, estos productos producen que se el calcio se elimine. Esto impide que llegue al hueso y su deterioro es mayor. Por otro lado, sabemos de la dificultad de no consumir café o fármacos si padecemos otra enfermedad. Para ello, es aconsejable limitar su consumo.

En el caso del alcohol y el tabaco, son sin duda, los dos productos más dañiños a la hora de cuidar nuestra salud ósea. Intenta consumirlos en muy pequeñas cantidades y si los puede eliminar de tus hábitos, mucho mejor.

2- Estrés

La adrenalina que se genera a través de la tensión disminuye la capacidad de absorver nutrientes y, como consecuencia, debilita los huesos.

3- Sedentarismo o exceso de ejercicio

Ni una cosa ni la otra. Está demostrado que el sedentarismo es peor que el exceso de ejercicio. Aun así, hay que tener una rutina intermedia. La parte más afectada de la no actividad física es la cadera. Apúntate a un gimnasio, sal a correr, o en casa, no hay excusa para no hacer deporte. En el otro lado, la necesidad de nutrientes por exceso de deporte provoca que se rompa más hueso del que se genera.

4- Consumo de refrescos

Refrescos como las colas y gaseosas, que contienen un exceso de fósforo que desequilibra el balance del calcio y favorece su salida de los huesos.

5- Desórdenes alimenticios por dietas estrictas

Hay que tener mucho cuidado con las dietas que llevamos a cabo. Lo ideal es que estas dietas estén controladas por un especialista de la nutrición y que no supongan ningún restricción alimentaria a cualquier producto. Asimismo, desde Muvone recomendamos que se sigan dietas ricas en alimentos con calcio y vitamina D.

6- Exceso de azúcar

El exceso de azúcar y alimentos dulces disminuye la absorción de calcio. Tenemos que tener cuidado con los cafés solos y doble de azúcar. Estaremos favoreciendo que el calcio no llegue a nuestros huesos.


Esto ha sido por hoy. Tanto o más importante es no consumir estos malos hábitos como conocer de primera mano los alimentos saludables para nuestros huesos.

¡Un saludos amigas y amigos!

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.