Guiso de lentejas

Guiso de lentejas

Os enseñamos a preparar un guiso de lentejas, las más ricas que os hayáis comido nunca. Esta receta tan tradicional es facilísimo de preparar, están riquísimas y son muy nutritivas. Las lentejas estarán listas en tan solo 90 minutos. Perfecta para la prevención de la osteoporosis.

Guiso de lentejas: Ingredientes

Ingredientes para 6 personas:

  • 500 gr de lentejas pardinas
  • 4 zanahorias grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas grandes
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • Sal y pimienta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates grandes
  • 1 hueso de caña
  • 2 chorizos
  • 1 morcilla
  • 1/4 hueso de jamón
  • Agua

Guiso de lentejas: Paso a Paso

  1. Lo mejor de esta clase de lentejas es que no necesitan remojo previo a su cocción, aunque yo lo suelo hacer para ahorrar tiempo de cocción.
  2. Echamos las lentejas en un bol con agua fría y las dejamos en remojo durante la noche, normalmente 12 horas.
  3. Picamos la cebolla, el ajo y el pimiento en trozos muy pequeños para que se vayan deshaciendo en la cocción.
  4. Al final de la cocción casi no notaremos textura de ninguno de los ingredientes pero sí su sabor. Como el ajo a muchas personas no les gusta encontrarlo en el plato, podéis echarlo entero y retirarlo a mitad de la cocción.
  5. Pelamos las zanahorias y los tomates, si no queréis pelar el tomate tampoco pasa nada, aunque si que encontraréis algún resto de piel.
  6. Cortamos las zanahorias al gusto, en mi caso me gusta cortarla en láminas finas si las zanahorias son delgadas y en cuartos si son grandes. Troceamos los tomates en 2 partes.
  7. En una cazuela, echamos un chorrito de aceite, las cebollas y los dientes de ajo. Sofreímos todo durante 10 minutos para que se mezclen bien los sabores.
  8. Añadimos el pimiento, el tomate, las zanahorias y la hoja de laurel. Sofreímos también durante 2-3 minutos.
  9. Añadimos los huesos (jamón y caña) y una cucharada generosa de pimentón de la Vera. Con una cucharada tipo postre es suficiente, demasiada puede llegar a amargar.
  10. Si os gusta un toque picante podéis mezclar pimentón dulce y picante al mismo nivel, quedan muy ricas. Removemos con una cuchara de madera rápidamente y echamos las lentejas ya escurridas.
  11. Removemos otra vez para que se junte todo bien.

Para finalizar:

  1. Cubrimos con agua fría (importante, para que comience a hervir lentamente) hasta que quede la cazuela casi llena. Recordad que tenemos que añadir más ingredientes.
  2. Dejamos que empiecen a hervir y espumeamos durante unos minutos.
  3. Añadimos 2 chorizos y una morcilla y dejamos que se cocinen lentamente a temperatura media durante la siguiente media hora removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.
  4. Para emplatar lo mejor es un plato hondo con el guiso de lentejas y  el chorizo encima en rodajas. A mí me gusta la zanahoria entera pero la podéis trocear.

Consejo Muvone:

Una vez cocinadas las lentejas, si ves que están demasiado espesas, puedes añadir un poco de agua.

La lenteja cocinada se puede congelar. Cuando prepares este plato, no dudes en hacer más cantidad (el doble de todo) y congelarlas para otra ocasión.

Las proteínas es un elemento clave en la fuerza del hueso, y este nutriente está presente en las lentejas, además como ya sabemos, una dieta bien equilibrada puede darnos los minerales y nutrientes necesarios para mantener los huesos sanos.

¡Huesos Muvone!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.