¿Es la osteoporosis una enfermedad genética?

En este post, queremos resolver una de las dudas más repetidas sobre la osteoporosis: La verdadera importancia de la genética en la osteoporosis. 

Como ya comentamos en nuestro primer post,   la osteoporosis se produce cuando se altera el proceso natural de la remodelación ósea  es decir, el proceso equilibrado por el que se renuevan y reparan los huesos. Este proceso normalmente se puede ver interrumpido por una variedad de factores, algunos de los cuales pueden ser modificables y algunos otros aún no, al menos a día de hoy.

Importancia de la genética en la osteoporosis Imagen 1

¿Qué factores afectan a la hora de sufrir osteoporosis?

Se sabe que el potencial de cualquier individuo a desarrollar osteoporosis viene determinado por factores ambientales, aunque investigaciones científicas han demostrado que existe además una influencia genética en esta enfermedad es decir que en cierta medida la osteoporosis es una enfermedad genética.

Se ha estimado que ambos factores, genéticos y ambientales, se combinan establecen:

  • La masa ósea máxima alcanzada en la madurez de un individuo
  • La edad en que se inicia la pérdida de huesos
  • La tasa de pérdida ósea

Uno de los mayores miedos de sufrir osteoporosis es el de tener un fractura. Muchos de los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de tener una fractura son:

  • La edad:la densidad ósea comienza a disminuir en ambos sexos sobre los 35 años.  
  • El sexo: las mujeres tienen un esqueleto más pequeños con menor resistencia mecánica
  • El índice de masa corporal (cuando es inferior a 19Kg/m2 hay mayor predisposición)
  • El régimen hormonal (menopausia precoz)
  • Condiciones médicas con pérdida de masa ósea (artritis reumatoide, colitis ulcerosa, insuficiencia vitamina D…)
  • El estilo de vida (Fumar o un consumo elevado de alcohol aumenta el riesgo).
  • Tratamientos farmacológicos (corticoides, algunos antiepilépticos…),  etc…

Importancia de la genética en la osteoporosis Imagen 2

De acuerdo con la IOF, existe una serie de precondicionantes que  están generados por el código genético de las personas. Aunque los genes implicados en la osteoporosis siguen siendo estudiados, se sabe qué diferencias en ellos pueden alterar el comportamiento y la relación entre las células encargadas de la formación y la destrucción ósea (osteoblastos y osteoclastos).

En otras palabras, la osteoporosis es una enfermedad con gran influencia genética y algunas personas tienen células más activas o sensibles a su entorno, lo que se traduce finalmente en la cantidad de masa de hueso que tienen.

De acuerdo con el artículo Influencia genética y hormonal en la osteoporosis posmenopáusica de la Universidad de Granada, aquellos genes implicados en cualquier elemento de la fisiología de formación y calcificación ósea (vitamina D, colágeno tipo I, hormonas…), puede condicionar la densidad mineral ósea (DMO)

¿Es la osteoporosis hereditaria?

Aunque no es una pregunta que pueda responderse sencillamente con un sí o un no, se sabe que hay una gran influencia de la genética en dicho aspecto.

Según el artículo de El Médico Interactivo, existen estudios sobre gemelos y en familiares en primer grado sugieren que más del 80 por ciento de la variación en la masa ósea puede ser explicada por factores exclusivamente hereditarios.

Además, según DMedicina, se ha comprobado que las hijas de madres que tienen osteoporosis, por ejemplo, adquieren un volumen de masa ósea inferior que el de hijas de madres con huesos normales, y lo mismo sucede con gemelos univitelinos.

¿Cómo influyen los factores genéticos en la osteoporosis?

Los factores genéticos (que vienen heredados de nuestros progenitores) son los que determinan la masa ósea máxima, y ​​el tiempo y la tasa de pérdida ósea en ambos sexos. De hecho se piensa que varios genes de susceptibilidad están involucrados.

Estudios recientes como “A family history of fracture and fracture risks” han mostrado que una historia familiar de fractura (particularmente una historia familiar de fractura de cadera) se asocia con un mayor riesgo de fractura en sus descencientes

La masa ósea máxima se alcanza en un 90% al final de la pubertad y en un 10% restante en la década siguiente. Los polimorfismos en los genes que codifican el receptor de vitamina D y del colágeno tipo 1 explican parte de la influencia genética.

importancia de la genética en la osteopororis imagen 3

La importancia de la genética en la osteoporosis: Estudios actuales 

Los estudios actualmente están dirigidos a la identificar los genes de riesgo de osteoporosis. Se centran principalmente en el ADN, el ARN, o el nivel de proteínas de cada individuo, para determinar con seguridad aquellos genes que pueden implicar la susceptibilidad de padecer osteoporosis.

Para finalizar y de acuerdo con un artículo del Médico Interactivo, se piensa que existen varios grupos de genes capaces de influenciar tanto el pico de masa ósea como el ritmo de pérdida posterior del mismo.

En otras palabras, se confirma que la importancia de la genética en la osteoporosis, concretamente  existe una influencia poligenética. 

Aunque los investigadores  están continuamente trabajando, entre los genes responsables más estudiados hasta hoy destacamos:

  • el gen receptor para la vitamina D (RVD)
  • el gen para el receptor de estrógenos (RE)
  • el gen para el colágeno tipo 1-alfa-1 (COL1A1)
  • el gen para el factor de crecimiento similar a la insulina tipo I (IGF-1)
  • el gen para el receptor del péptido relacionado con la hormona paratiroidea (prPTH )
  • el gen promotor de IL-6. Otros muchos más están siendo investigados.

Ahora ya sabes que la importancia de la genética en la osteoporosis. Si existe posibilidades de padecerla, la prevención es fundamental. 

¡Huesos Sanos, Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.