importancia de la vitamina K

Importancia de la vitamina K en los huesos

Desde hace tiempo se viene estudiando y analizando la importancia de la vitamina K en nuestro organismo. En el grupo de las vitaminas posiblemente sea la menos conocida. Sin embargo, se sabía de su papel en la coagulación de la sangre. Pero recientemente el interés por esta vitamina ha aumentado considerablemente en los últimos años gracias al descubrimiento de propiedades que afectan a nuestra salud ósea.

La importancia de la vitamina K

Estos estudios señalan que la vitamina K podrían ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis. La importancia de la vitamina K radica en que desempeña una función importante en la activación de ciertas enzimas (al igual que ocurre con la vitamina D) que ayudan a prevenir la descalcificación de los huesos.

Mantener la salud ósea

Siendo un poco más exhaustivos en la explicación, la investigación se está centrando en lo siguiente. La vitamina K contiene tres proteínas que actúan en el hueso:

  • Osteocalcina: es una proteína que es producida por los osteoblastos o células formadoras del hueso. Esta depende directamente de la vitamina K.
  • Proteína GLA: se encuentra en los huesos y algunos estudios señalan que promueve el crecimiento y el desarrollo normal de los huesos.
  • Proteína S: También es sintetizada por los osteoblastos pero su papel en el metabolismo óseo no está del todo claro.

De esta manera, la vitamina K actúa directamente en la formación de los huesos. Sin embargo, el alcance y su repercusión completa aún no está del todo estudiada.

Fuentes de alimentación

Las fuentes de alimentación para conseguir la vitamina K son múltiples. Se puede encontrar en los siguientes alimentos tanto de origen vegetal como de origen animal:

De origen animal

De origen animal encontramos:

  • Pescado, hígado, huevos y cereales.
De origen vegetal
  • Verduras como las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor y el repollo.
  • La mayoría de las hortalizas de hoja verde, como la col, la espinaca, la acelga, el perejil, la lechuga de hoja verde.

Déficit de la vitamina K

En este sentido y tomando los datos que hoy en día se tienen de esta vitamina, no es común encontrar a adultos con deficiencia de esta vitamina. Y esto se debe a que está presente como hemos dicho anteriormente en muchos alimentos.

Los que corren realmente riesgo son los recién nacidos ya que estos solo toman leche materna. Los síntomas en personas adultas que tienen una deficiencia de esta vitamina se derivan de una coagulación de la sangre deficiente. La consecuencia son hematomas y hemorragias. Sin embargo, no es normal ni común que se produzcan tales síntomas.


Ya sabéis un poco más sobre esta vitamina K. Si deseas saber un poco más, no dudes en visitar nuestro post: Alimentos ricos en calcio y vitamina K y no te olvides nunca de prevenir la osteoporosis.

Si queréis descubrir alguna receta con esta vitamina, descarga la app de Muvone aquí:

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.