enfermedad hereditaria

Osteoporosis, ¿ enfermedad hereditaria ?

La respuesta a esta pregunta está aún en el aire. Es decir, aunque no se trata de enfermedad hereditaria como tal, sí existe predisposición genética a la osteoporosis. Esta enfermedad, por otro lado, afecta más a las mujeres, por lo que si vuestras madres sufrieron alguna fractura, acude al médico. Además, las mujeres con la llegada de la menopausia, doblan el riesgo de padecer osteoporosis.

La esperanza de vida cada vez es más larga. Por consecuencia, cada vez más los españoles nos vemos afectados por esta enfermedad. Otro de los grandes problemas es que la osteoporosis no presenta ningún síntoma. Se manifiesta en forma de fractura severa en algunas zonas propensas como (muñecas, piernas, rodillas o brazos) y no hay marcha atrás.

La Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECO) cifra los números de afectados en tres millones de personas. 30 de cada 100 mujeres la sufre después de la menopausia. Esto es debido, principalmente, a que la mujer deja de producir estrógenos y se deriva en la aceleración del metabolismo de la construcción y destrucción de huesos, haciendo que se pierda más masa ósea de lo normal.

La osteoporosis, ¿una enfermedad hereditaria?

Ya hemos dicho que la osteoporosis no debería considerarse una enfermedad hereditaria como tal. Esto es así, porque no hay ningún gen responsable o facturas que puedan causarla. En cambio, si que es cierto que se ha demostrado que personas con antecedentes familiares de fracturas, doblan el riesgo en la etapa de la menopausia de la mujer.

A pesar de la dificultad para estimar que un paciente sufre osteoporosis, es posible identificar algunos factores. Una buena opción sería acudir al médico con tu madre para ayudar en el diagnóstico del problema. Y sobretodo, no dejar pasar si se tiene la más mínima intuición de padecer esta enfermedad. Los riesgos son demasiado grandes como para no intentar ponerle solución.

¿Cómo reducir el riesgo de sufrir osteoporosis?

No ha habido consejos que más se hayan repetido en este blog que esta sección de prevenir la osteoporosis. Hay dos maneras y están muy localizadas. A veces puede ser un esfuerzo, e incluso, en ocasiones molesto pero no nos queda otra. Piensa que a través de estas dos pautas, estarás ayudando a reducir el riesgo de sufrir osteoporosis de manera notable.

Estas dos vías para prevenir la osteoporosis son dos:

Alimentos ricos en calcio y vitamina D

Lo decimos siempre, llevar una dieta saludable con alimentos ricos en calcio y vitamina D no es sólo una ventaja para mejorar tu salud ósea sino que también afecta al resto del organismo. Eso sí, no hay que volverse obsesivos. Asegura las cantidades de calcio diarias y suple las pérdidas debidas al embarazo, la lactancia, o la ya mencionada menopausia.

En cuanto a la vitamina D, primavera y verano son sinónimo de sol. Dado los pocos alimentos que contienen esta vitamina es aconsejable nutrirnos del sol para conseguir estos niveles mínimos de vitamina D. Si deseas ricas recetas osteosaludables, no olvides visitar nuestra sección y accede a sencillas recetas para mejorar tu salud ósea.

Actividad física

Otro de los puntos claves de la prevención de la osteoporosis. Intenta llevar a cabo una rutina de actividad física durante 3 días a la semana. Estos ejercicios deben ir encaminados a reforzar las zonas más propensas a sufrir esta enfermedad. Asimismo, no hay impedimentos ya que en nuestra sección de fitness puedes encontrar tanto ejercicios para hacerlos en casa como en la calle o deportes diseñados específicamente para la osteoporosis.

También hay deportes que, a pesar de tener sus beneficios en nuestro cuerpo, no tienen ningún efecto positivo sobre los huesos.

Stop a tabaco y alcohol

En el caso del alcohol se puede levantar un poco más la mano. Hay numerosos estudios que hablan de mejorar otros aspectos de nuestro organismo si se tiene un control sobre el mismo. En cambio, el tabaco no sólo es una de las causas del déficit de vitamina D en su función sino que resta a la hora de que el calcio llegue correctamente a nuestros huesos.

Esperemos que os sirva este post para conocer más sobre esta no enfermedad hereditaria, adoptar hábitos saludables y acudir a un profesional en caso de tener algún indicio de padecer osteoporosis.

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices! 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.