menopausia y osteoporosis

Relación entre menopausia y osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que puede afectar por igual a hombres y mujeres. Sin embargo, llegada la etapa la relación entre menopausia y osteoporosis se estrecha. Hasta el punto que el riesgo de fractura se incrementa por dos en mujeres más que en hombres. Las causas, las consecuencias y las soluciones de esto nos toca explicarlo en las siguientes líneas.

De esta forma, hay dos tipos de osteoporosis, la involutiva y la postmenopáusica. En el caso de la primera, afecta a hombres y mujeres. No obstante, hay que incluir en este punto un matiz. Las mujeres tienen una constitución más débil de su esqueleto. Por ello, es posible que afecte más a las mujeres. La segunda, por razones obvias, solo afecta a las mujeres.

Relación entre menopausia y osteoporosis: causas

Esta destrucción acelerada del hueso se inicia antes de la menopausia. Y esto es debido a los estrógenos. Estas hormonas son producidas por los ovarios y las glándulas suprarrenales y son las encargadas de evitar la pérdida de calcio y de prevenir la osteoporosis.

El proceso es el siguiente: mantienen el equilibrio entre las células (osteoclastos) que renuevan el hueso y las células (osteoblastos) que rellenan los huecos dejados por el huesos eliminado en el proceso de renovación. El problema viene cuando se deja de producir estrógenos…

Relación entre menopausia y osteoporosis: consecuencias

Al llegar a este punto, los osteoclastos se activan y se produce una pérdida acelerada de hueso que sin embargo, no es acompañada por la formación de hueso de la misma forma. El balance es una progresión acelerada hacia la osteoporosis.

Las consecuencias de padecer esta patología son:

  • Dolores intensos y constantes.
  • Caída de dientes y cabello.
  • Reducción de “libertad”
  • Caídas y las temidas fracturas.

Relación entre menopausia y osteoporosis: solución

Para evitar esta situación hay que intentar fomentar, sobre todo en mujeres y la población joven, una mentalidad de prevención. Lo mismo no somos conscientes o pensamos que la osteoporosis es una enfermedad que nos afectará a la vejez, pero esto no siempre es así.

Hábitos de vida saludables como una alimentación basada en calcio y vitamina D o practicar de manera regular ejercicios indicados para fortalecer los huesos, junto con la investigación clínica (Muvone), están ayudando a avanzar en el desarrollo de estrategias para limitar la expansión de esta enfermedad.

De todas formas, aún no es suficiente. La osteoporosis amenaza a convertirse en una pandemia. Según la Organización Mundial de la Salud,  (WHO, por sus siglas en inglés), habla de un total de 34 millones de personas sufriendo osteoporosis en 2025. Y estos datos se corresponden solo a Europa.


Es inevitable llegar a esta situación sobre todo en el caso de las mujeres. Pero una vez que ya sabemos las causas y las consecuencias, ¿por qué no ponemos las soluciones?

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.