Toma el sol sin que afecte a tu piel

Toma el sol sin que afecte a tu piel

La vitamina D está de moda últimamente en artículos científicos. Numerosos estudios apuntan a encontrar y descubrir las ventajas esenciales de esta vitamina. La principal fuente de vitamina D proviene de la exposición solar. Este post está dirigido a tomar el sol sin que afecte a tu piel.

Funciones de la vitamina D

Además de los ya sabidos beneficios que aporta en prevenir la osteoporosis, osteomalacia o raquitismo se han sugerido posibles beneficios mucho más allá, llegando incluso a reducir las posibilidades de sufrir cáncer.

Entre las funciones generales que aporta la vitamina D a nuestro cuerpo están:

  • fijar el calcio en los huesos
  • favorece la absorción de calcio en el intestino
  • disminuye la excreción de calcio en la orina. .

Como ya hemos dicho, la principal fuente de vitamina D proviene del sol. Esto tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes, todos ellos marcados por el actual estilo de vida. El número reducido de alimentos que contienen esta vitamina hace que cada vez más sea usual encontrar personas con déficit de vitamina D.

Por tanto, ésta ingesta de alimentos combinada con una exposición solar baja es igual a déficit de vitamina D. De esta forma, algunos pescados grasos, como el salmón, el arenque o la caballa, yemas de huevos, carne o alimentos fortificados (leche, zumos…) son algunos de los alimentos dónde encontrar vitamina D.

Factores que pueden influir en los niveles de vitamina D

En cuanto a la mayor fuente de vitamina D, es decir, la proveniente del sol se deben tener en cuenta diversos aspectos:

  • Tiempo de exposición: para aquellos que trabajen en la oficina, pueden leer este post sobre prevenir la osteoporosis en la oficina. Normalmente el trabajo se desarrolla en espacios cerrados donde la exposición solar se hace imposible conseguirla.
  • Estación del año: en este post encontrarás información sobre cómo buscar la vitamina D en invierno. En este sentido, los niveles de sol descienden un 20% desde el verano a pleno invierno.
  • Latitud: Países donde la exposición solar es más prolongada, ya sea por el mal tiempo, por días cortos o por la utilización de ropa que cubran manos y piernas. En España, la exposición solar es bastante aceptable… así que ¡no hay excusas!
  • Protección solar: punto que desarrollaremos más en profundidad en el siguiente apartado.
  • Tipo de piel: las personas con un tipo de piel más morena necesitan entre 3 y 4 veces más de exposición solar para alcanzar los mismos niveles que los de vitamina D.

Toma el sol sin que afecte a tu piel

La cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina D según el Institute Of Medicine (IOM) estaría en estos niveles:

  • 400 UI/día para menores de 1 año.
  • 600 UI/día para edades entre 1 y 70 años
  • 800 UI/día para mayores de 70 años.

Ahora bien, ¿cuánto se debe tomar el sol sin que afecte a tu piel? Teniendo en cuenta la estación del año, en verano no se debería tomar el sol más de 15 – 20 minutos sin protector solar. De igual forma en invierno aunque tampoco se use el protector solar tampoco debería exceder ese intervalo de tiempo.

En verano, una vez hemos estado 15 – 20 minutos sin crema solar, es aconsejable ponerla para no quemar nuestra piel y no obtener correctamente los beneficios de la vitamina D.

Por otro lado, hay que tener en cuenta también el uso de la ropa. En invierno es más difícil conseguir la dosis diaria de vitamina D, a pesar de que haya días soleados. En este caso, procura no usar guantes, bufandas o gorros siempre y cuando el frío sea soportable.

¡Disfruta del sol y de todos sus beneficios con cuidado!

Y recuerda…

 

¡Huesos Sanos! ¡Huesos Felices!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.